TERAPIA ADULTOS BARCELONA

Qué tratamos

Ansiedad

La ansiedad es la respuesta natural del cuerpo y la mente a situaciones que vivimos como amenazantes. En ocasiones la persona conoce exactamente la situación que está generando esta sintomatología, pero existe un número de personas a las que los síntomas les coge desprevenidos, sin acabar de poder asociar lo que está pasando en su vida con lo que está sintiendo.

Para poder eliminar y reducir la ansiedad es importante el poder entender los motivos que la están generando, así como pautas y estrategias prácticas para gestionarla en cuanto aparece.

En ocasiones, es necesario apoyarse en un tratamiento psicofarmacólogico cuando la ansiedad es muy intensa, ya que puede mejorar la calidad de vida durante el proceso y incluso reducir el tiempo del mismo.

Dentro de los trastornos de ansiedad existe el:

  • Trastorno de pánico.
  • Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAD).
  • Trastorno Obsesivo compulsivo (TOC).
  • Trastorno por Estrés Post Traumático (TEPT).
  • Fobia Social.
  • Agorafobia.
  • Fobia específica.

Cada uno de ellos, pese a pertenecer al grupo de trastornos de ansiedad, tienen una causa y un tratamiento diferente. Desde Terapium sabemos que cada persona es única, y que necesita de respuestas individuales, de modo que adaptamos el tratamiento a las características individuales y necesidades específicas de la persona.

Terapium ha diseñado PATTIA, un programa específico para tratar la ansiedad de una manera integral y prevenir su aparición en el futuro. Aquí encontrarás toda la información.

Depresión

La depresión está incluida en el grupo de lo que se denominamos trastornos de estado de ánimo. Dentro de estos, encontramos principalmente:

  • Depresión mayor, donde predomina un estado de ánimo triste y decaído la mayor parte del día, junto a la disminución o pérdida de la motivación y capacidad de sentir placer. Aparece habitualmente problemas de sueño, alimentación, concentración, fatiga, desesperanza y pasividad.
  • Distimia. Los síntomas son similares pero aparecen con menor intensidad ya parecen más cronificados en el tiempo.
  • Trastorno Bipolar. Caracterizado por la alternancia clara de dos fases, una con predominio de un estado de ánimo expansivo e irritable, elevado nivel de energía, sensaciones de grandiosidad, verborrea y conductas de riesgo fundamentalmente; seguidos de episodios de depresión mayor.
  • Ciclotimia. Se presenta alternancia entre estados de ánimo expansivo y depresivo pero con menos intensidad. La alternancia entre los estados es muy rápida, incluso en un mismo día, siendo más habitual entre varios días.
  • Desregularización destructiva del estado de ánimo. Fundamentalmente se trata de la presencia durante al menos un año y casi a diario de cólera e irritabilidad desproporcionadas para la situación que las genera.

Cada una de estad dificultades presenta síntomas y características muy diferentes, y el tratamiento o los programas de intervención son claramente diferenciados y específicos.
Es por ello que es necesario realizar una evaluación previa exhaustiva y personalizada, con la finalidad de ofrecer el programa de tratamiento más adecuado.

Problemas relacionados con la personalidad y adaptación

El concepto personalidad es utilizado en la vida diaria por todos, sin embargo como dijo Burham en 1990, “todo el mundo sabe lo que es la personalidad, pero nadie puede expresarlo con palabras exactamente”.

Resumidamente podemos decir que es el conjunto de rasgos y cualidades que configuran la manera de ser de una persona y la diferencian de las demás.

En ocasiones esta manera de ser provoca “roces” con la realidad, es decir, mi manera de ser o de afrontar situaciones no se adapta con la realidad en la que vivo. Normalmente la frustración, la ira y/o la tristeza acompañan a este proceso.

Para poder realizar un cambio efectivo, es necesario identificar estos comportamientos y dotarlos de significado (normalmente con la historia de vida). A partir de ahí ensayar, modificar y adaptarlas a un modelo y funcionamiento que lleve a una mejor experiencia vital.

Dificultades con la conducta alimentaria

En Terapium disponemos de un programa de tratamiento específico para las personas que padecen trastornos de la conducta alimentaria: anorexia nerviosa, bulimia nerviosa o trastorno por atracón (o sobre ingesta compulsiva).

Las personas con estos tipos de dificultades presentan alteraciones severas de las conductas relacionadas con la alimentación y el control del peso que les provocan consecuencias psicológicas, fisiológicas, familiares y sociales altamente negativas. Se asocian a niveles muy elevados de sufrimiento, tanto de las personas que lo padecen como de la gente que los rodea.

Los trastornos alimentarios suelen aparecer en la adolescencia, aunque pueden aparecer en la infancia o en la edad adulta. La frecuencia de dichas dificultades suele ser el doble entre las mujeres.

Nuestro programa de intervención se centra en una visión holística de la persona un abordaje integrativo. El tratamiento incluye sesiones individuales, familiares y en grupo. Es fundamental en trabajo interdisciplinar para garantizar el éxito de la intervención, ya que los trastornos alimentarios generalmente aparecen junto a otros trastornos psicológicos, especialmente la depresión y los trastornos de ansiedad.

Déficit en el Control de impulsos

Las personas con déficit en el control de impulsos perciben como irrefrenable la «llamada a la acción» aun cuando sus consecuencias sean dañinas para sí mismos o para otras personas.

Tienen muchas dificultades para gestionar de manera positiva sus emociones y para realizar correctamente el proceso siento–pienso–actúo o reprimo. Sucumben a un tsunami de emociones servido en un cóctel de tres ingredientes: elevada tensión antes de la acción, intenso placer durante la acción y culpa o arrepentimiento después.

Algunos de los trastornos del control de impulsos más conocidos incluyen la cleptomanía, el trastorno explosivo intermitente, la piromanía, el comportamiento sexual compulsivo, el hurto compulsivo y la mentira compulsiva.

El desarrollo de los trastornos del control de impulsos puede relacionarse con distintos factores, incluyendo causas genéticas, físicas y ambientales. A menudo, estos trastornos se inician durante la niñez o la adolescencia y la gravedad de los síntomas tiende a aumentar con el paso del tiempo. Es importante recibir tratamiento especializado lo antes posible para evitar complicaciones y problemas más graves.

En Terapium tratamos con éxito el déficit de control de impulsos, con un enfoque holístico de la persona, sus trastornos concomitantes (a menudo el déficit de control de impulsos se asocia a otros trastornos psicológicos) y su entorno. La clave es abordar todos los factores contribuyentes.

Dificultades sexuales o de identidad sexual

Desde nuestra visión holística de la persona entendemos la intervención psicosexual como un elemento clave del desarrollo de la persona.

  • Acompañamiento en procesos de reflexión sobre la identidad sexual y/o la orientación sexual (LGBT+)
  • Superación de traumas sexuales (incluidos los sufridos en la infancia/adolescencia que al no ser tratados quedaron encapsulados).
  • Diagnostico y tratamiento de disfunciones sexuales en las 3 fases de la respuesta sexual.

– Trastornos de la Fase de Deseo: falta de deseo, (actitudes disfuncionales de ansiedad, culpa).

– Trastornos de la Fase de Excitación: en la mujer dispareunia (dolor durante la penetración) vaginismo (contracción muscular que imposibilita la penetración), en el hombre problemas de erección, eyaculación precoz.

– Trastornos de la Fase de Resolución: anorgasmia, eyaculación retrograda.

  • Otros trastornos: adicción al sexo, parafilias.

Dificultades con el sueño

Somos especialistas en el tratamiento de los trastornos del sueño que tienen su origen en un malestar psicológico o emocional.

En el adulto el insomnio (dificultades en la conciliación del sueño, o el mantenimiento) y la hipersomnia suelen ser la punta del iceberg de situaciones de crisis personal, familiar, laboral.

Nuestra metodología para resolver los trastornos del sueño se basa en:

  • La identificación, diagnóstico y tratamiento del problema psicológico/emocional,
  • el diagnóstico diferencial, descartando otras posibles causas que lo generan.
  • el establecimiento de unas pautas de higiene del sueño que garanticen el mantenimiento de la mejora.